El impacto de la meditación en la ira

La meditación y los pranayamas son una gran ayuda para reducir las reacciones violentas, la depresión y los enojos incontrolables.

El beneficio de la práctica regular de la meditación y pranayamas es acumulativo. Es imposible que la furia y la ira no se reduzcan después de la meditación. Dice Sri Sri Ravi Shankar que debemos observarnos a nosotros mismos con mucho cuidado y veremos que después de por lo menos un mes o dos de meditación, los enojos ya no duran tanto tiempo ni en el momento del enojo ni a posteriori.

En el pasado un enojo o un ataque de ira duraba mucho más tiempo. Si has empezado a meditar hace muy poco, entonces observa  que la rabia todavía aparece, pero se calma mucho antes también. En cuestión de cuatro a cinco minutos la ira desaparece, ¿no es así?

Si es así, que desaparece tan rápido, debes verlo como un gran paso en dirección positiva. Los minutos de furia y de ira son nocivos para los hijos, las parejas, los colegas y empleados, y el cargar la furia y la rabia por meses es nocivo para tu salud física y mental.

Cuando te enojabas en  el pasado antes de comenzar A practicar meditación la ira duraba horas, días, meses o incluso un año. Pero para los que meditan regularmente la ira se disuelve mucho más rápido.

Cuando te venga la ira, si eres capaz en ese momento de llevar la atención a la respiración, esto ayuda enormemente. En el momento que llevas la atención a la respiración la ira se calma.

Muchos pueden pensar o decir que “Éste esta está meditando desde hace algún tiempo y, sin embargo, todavía se enoja”. Pero tú, sabes desde dentro cuanto has cambiado después de la meditación. Hay una cierta transformación en ti. La meditación, nunca es un desperdicio.

Basado en el Conocimiento de Sri Sri Ravi Shankar

¿Te enojas sin poder controlarlo?

tips-to-reduce-anger_edited

A muchos nos molesta que los enojos, las rabias, las reacciones, etc, nos controlen en vez de poder controlarlos nosotros. Una y otra vez te prometes y dices a ti mismo que enojarte no es bueno, lo charlas en terapia, te pones firme pero así y todo cuando aparece la emoción no puedes controlarla y terminas enojándote con la circunstancia, con la otra persona o contigo mismo. Incluso algunos tienen la habilidad de hacerte enojar por casi nada.

Durante la infancia nos dijeron miles de veces que no debemos enojarnos, pero uno se pregunta “¿Cómo hacer para no enojarse?”

En el Arte de Vivir enseñamos que si no puedes dejar ir todos los enojos al menos puedes dejar la mayor parte de ellos.

 El origen del enojo 

Muchos de los enfados vienen de ver imperfecciones que no puedes aceptar, sean de la familia o laborales. Cuando alguien debería cumplir con algo, no lo hace o lo hace mal, sientes cómo el enojo sube como una ola que te arrastra y luego se calma, pero esta ola te deja agitado y a veces apenado. Puede ser un colega un hijo o pareja. Sri Sri Ravi Shankar en su libro El Secreto de los Secretos describe esto tan claro…”Cuando nos enojamos no somos conscientes, nos dejamos llevar por la emoción.”

Primer paso: darse cuenta que el enojo no elimina las imperfecciones.

Segundo paso: saber que aceptando las cosas como son, y tomando conciencia podemos corregir más que enfadándonos, que nos hace mal a nosotros.

Pensarás que es más fácil decir que hacer. ¿Cómo alcanzar un estado mental para que estas palabras se hagan realidad? No es fácil controlar a la mente con la mente. Por eso necesitamos técnicas que nos ayuden. Las recnicas de respiracion son una herramienta suprema

Tres aspectos importantes por los que uno se enoja fácilmente:

• Demasiada agitación mental o corporal.

• Impresiones grabadas de enojo en la mente que ya están fuertemente arraigadas alla.

• Falta de aceptación de las imperfecciones.

¿Cómo resolver?

Con Alimentos adecuados: ¿Observaste que hay días que te sientes calmado y relajado y otros muy agitado? Esto se debe a que los alimentos que comes afectan tu mente y tus emociones. Cierto tipo de alimentación genera agitación mental y corporal. Evitar esos alimentos ayuda a disminuir el enojo. Estos alimentos incluyen las carnes rojas, lo muy condimentado y lo muy graso y todo lo excesivamente dulce.

Experimenta el poder del descanso: Si no duermes bien te enojas con más frecuencia. El cansancio y la agitación corporal irritan la mente. Es importante dormir entre 6 y 8 horas. Esto asegura un descanso adecuado y es menos probable que te agites.

El yoga ayuda: Hacer diez o quince minutos de yoga te ayudará a eliminar agitación. Las ventajas del yoga versus el ejercicio físico es que el yoga se sincroniza con la respiración y esto aumenta tu nivel de energía. Sri Sri Ravi Shankar dice “El yoga elimina la rigidez del cuerpo y relaja la mente.

Haz que tu mente sea tu mejor amiga: Los ejercicios de respiración son gran ayuda. Cuando la mente está en calma y tranquila es  as difícil que te enojes. Para eliminar impresiones pasadas y tomar mas conciencia el Sudarshan Kriya es una herramienta sin igual. Si no lo practicas es un grave error.

Tu antídoto en todo momento: Tomar unas pocas inhalaciones y exhalaciones profundas te ayudará instantáneamente a aplacar el enojo. Cuando sobreviene el enojo, cierra los ojos y toma algunas inhalaciones profundas y observa cómo cambia tu estado mental. La respiración libera el estrés y ayuda a calmar tu mente.

Un viaje interior de 20 minutos: ¿Cómo sostener la calma y el equilibrio? Hacer las prácticas y meditar regularmente.

Basado en el Conocimiento de Sri Sri Ravi Shankar