¡Ahora, ahora!

shutterstock_134407094

Las quejas sobre las cosas que no te gustan o que no funcionan rondan tu mente, se acumulan y crecen y crecen tanto tanto que un día explotas. ¿Alguna vez te diste cuenta de esto?

Cuando por fin dejas de quejarte y de lamentarte por este o aquel otro hecho y comienzas a aceptar y lo sueltas todo, tu mente puede estar cada vez más y más y más en el momento presente.

El momento presente es el único momento en el que puedes encontrar la felicidad. El pasado ya se fue. El futuro es incierto. ¡Ahora, ahora!

Sri Sri Ravi Shankar

La meta es el silencio

O ELEFANTE E A MENINA

Muchos hacen silencio cuando se enojan y dicen déjame tranquilo, otros cuando están tristes o en un duelo…pero el silencio tiene otra connotación maravillosa que es permitirte la conexión más profunda y perfecta.

Sri Sri Ravi Shankar fundador de El Arte de Vivir dice:

“El silencio es el verdadero amigo que nunca nos traiciona.

Nosotros no recordaremos las palabras de nuestros enemigos, sino el silencio de nuestros amigos.

La más básica y poderosa forma de conectarse con otra persona es escucharla. Simplemente, escucha.

Quizás la cosa más importante que alguna vez podamos dar es nuestra atención.

Un silencio amoroso generalmente tiene mucho más poder para sanar y para conectar que cualquier palabra bien intencionada.

Algunas preguntas sólo pueden ser contestadas en silencio. El silencio es la meta de todas las preguntas. Si una respuesta no silencia la mente, no es una respuesta.

Los pensamientos no son una meta en sí misma. La meta es el silencio. Cuando tú te haces esta pregunta: ¿Quién soy? No obtienes ninguna respuesta, sólo hay silencio. Ésa es la verdadera respuesta.

Tu alma es silencio solidificado y este silencio solidificado es Sabiduría, es Conocimiento.

La manera más fácil de silenciar los pensamientos es haciendo surgir los sentimientos; pues solamente a través de los sentimientos podrá amanecer en ti la paz, la dicha y el amor. Ellas son tu verdadera naturaleza.”

Corazón versus Mente

new-image-2-1

La dicotomía entre la mente y el corazón es común. En una reciente reunión en Canadá alguien le preguntó a Sri Sri Ravi Shankar si le podría aclarar este tema.

– Mi mente quiere una cosa y mi corazón otra. ¿Cómo puedo hacer que estas se reconcilien y quieran lo mismo?

– Sri Sri le dijo: Estás confundido por la diferencia que hay entre la mente y el corazón. Hay un proverbio chino que dice, “Si estas confundido, entonces toma una almohada y ve a dormir”. Quiere decir que todo va a terminar en su lugar por su propia cuenta que tu te esfuerces o no. No estés confundido.

Nuestra mente siempre quiere cosas nuevas, galopa hacia lo nuevo. Pero el corazón añora lo viejo; lo antiguo. Nunca nos enorgullece decir: ¡Este es un nuevo amigo! ¡Esta persona es nuevo amigo que acabo de hacer hace dos horas! No, esto no lo decimos nunca, no te gusta decir que una amiga es nueva, sin embargo te enorgullece decir: ¡Este es un viejo amigo!. Esto te pone muy feliz y muestras tus viejos amigos.

La amistad y el amor, que no son de la mente se enorgullecen de las cosas de larga data, de lo viejo. La moda, la innovación, la tecnología e ideas se enorgullecen de lo nuevo.

Nunca decimos: ¡Esta es una vieja idea! Sino que decimos ¡tengo una excelente nueva idea! Nos enorgullecemos las nuevas ideas. No decimos es una vieja tecnología sino es una de última generación.

La vida es una combinación de ambas, lo nuevo y lo viejo.

No puedes sacar ninguno de ellos, si lo haces, o pretendes hacerlo, la vida no estará completa.

Así como no hay conflicto entre lo nuevo y lo viejo, la mente o el corazón, nunca se divorcian, entonces no trates de casarlos pues ya están juntos. Estos polos opuestos son necesarios. Sabiduría es saber cuándo debes de aplicar tu mente y dónde aplicar el corazón.

Para las personas que están mucho en la mente y menos en el corazón la meditación y la respiración son las herramientas para este cambio. El Arte de Vivir te ofrece ambas para que puedas equilibrar. El curso de meditación dura solo tres días y el curso de respiración cinco.

A mi regreso a mediados de Agosto daré ambos, dale un vistazo a mi agenda haciendo Click Aquí.

Basado en el Conocimiento de Sri Sri Ravi Shankar

Uso práctico del Conocimiento para la vida

Cuando uno lee libros de desarrollo personal o de espiritualidad como los de Sri Sri Ravi Shankar o el Dalai Lama y allí se habla de sabiduría y Conocimiento se pregunta ¿Qué es realmente la sabiduría? ¿Es lo que tenía Einstein o Beethoven? Pues yo no soy sabio, ¿de qué estamos hablando? ¿Por qué debemos todos ser sabios y tener sabiduría? ¿Para qué me sirve la sabiduría en la vida cotidiana?

Es muy sencillo, uno de los motivos importantes es para evitar la desdicha que viene por falta de Conocimiento, por no entender por qué algo es así o de otra forma. Nadie quiere sufrimiento, desdicha y tristeza, todos le huimos a estas negatividades pero no sabemos como manejarlas. Nadie quiere estar molesto por las cosas, sin embargo nos molestamos.

La sabiduría nos aporta ese algo necesario para entender motivos más profundos y estos nos alejan del sufrimiento.

La sabiduría y el Conocimiento nos dan una visión más completa y un espectro más amplio de las cosas, haciendo que la vida sea más vibrante e interesante.

Es la sabiduría la que conecta al individuo con lo universal, con el Todo. Como también es el conocimiento sobre el universo, el que te ayuda a entender más la vida cotidiana.

La sabiduría también otorga gran satisfacción, y las pequeñas gratificaciones no te la pueden otorgar.

Cuando más comprendes la vida te sientes mejor y mejor, con gran dicha. Y gracias a Dios la sabiduría está al alcance de todos.

La sabiduría de la que hablamos no tiene nada que ver con la educación, o con el cúmulo de información que adquirimos a lo largo de la vida, sea en la escuela universidad o a través de los medios.

Uno puede encontrar sabios incluso entre los analfabetos o en los pueblos pequeños. Tal vez, haya más sabios allí, en estos remotos lugares que en nuestras grandes ciudades, ya que ellos saben cómo manejar sus hogares, saben cómo mantener la armonía en su barrio, saben cómo unir a la gente, y la forma de celebrar la vida con lo cotidiano, cosa que hemos perdido la mayoría en las grandes ciudades, ellos no han sido perturbados por toda la información que a veces nos confunde, que no nos permite avanzar.

La sabiduría es la que permite que tu vida sea una celebración, que hace que se te dibuje una sonrisa en tu rostro con frecuencia. Es lo que te mantiene con la mente y el cuerpo más sano y te otorga capacidad intuitiva, abre o desarrolla tu intuición para ver y entender lo que hay más adelante en la vida.

Dedicarle tiempo a adquirir sabiduría de la vida serenando la mente, leyendo Conocimiento con sanas compañías, participando de sesiones grupales viendo videos de Conocimiento es la fórmula.

¡Todas estas son herramientas disponibles para que comencemos a ser un poco sabios!

1208568_242157179265144_1339197034_n

Soluciones fáciles a los problemas familiares

la foto-3

Durante una sesión de preguntas y respuestas, en las que participa Gurudev todas las noches sin importar el destino en que se encuentre, alguien le preguntó por las parejas. Un joven dijo que los matrimonios vienen ya predestinados y le preguntó:

– Gurudev, si los casamientos están hechos en el Cielo… ¿Entonces por qué hay tantos divorcios en la tierra?

Con sonrisa el Maestro repitió:

– Los matrimonios están hechos en el Cielo, pero los divorcios están hechos en la Tierra. Estos divorcios y separaciones ocurren por falta de paciencia. En algún momento o por alguna situación externa perdemos la paciencia. Hoy en día queremos que todo sea inmediato y buscamos resultados y cambios rápidos.

Hace tiempo una señora que tenía 82 años, solía decirme:

– Gurudev, si uno no puede remar un bote… ¡No podrá remar ningún otro bote! Aún si cambias de bote, no vas a aprender a remar el nuevo barco. Así que yo sigo remando el mismo bote desde hace 45 años”. Y entonces me presentó a su marido.

Hoy en día los jóvenes no saben esto. O si lo saben no lo practican. Piensan que cambiando de bote podrán remar mejor. La sabiduría de no por cambiar de bote se aprende a remar, es grande. Si eres capaz de manejar cualquier pareja, si sabes remar un bote, podrás remar cualquier otro.

Con frecuencia vienen a mi jóvenes recién casadas y se quejan de sus suegras por las típicas distancias entre suegra y nuera, pero yo les respondo:

– Gánatela con amor ¿Qué es lo que quieren las suegras? ¿Por qué te tienes que separar tu por tu familia política?

 Usa tus habilidades. Desconocemos las habilidades básicas de la comunicación. Le hice esta pregunta a una de estas jóvenes:

– Recuerda algo ¿Tu madre no te criticaba?

– Sí, me respondió, ¡Claro que si!

Simplemente observa esto: tu madre te criticaba mucho más que tu suegra. Tolerabas casi todo lo que tu madre te decía, pero no lo toleras cuando la crítica viene de parte de tu suegra, te duele profundamente y cuando te duele te quieres ir de casa. ¡Simplemente trátala como lo haces con tu propia madre! Toma lo que sea que te diga, como haces cuando tu madre te lo dice. Esta actitud ha marcado una gran diferencia en muchos, muchos matrimonios.

Aplica esta simple sabiduría. Medita un poquito y di: “Ok, mi suegra me critica…¿Y qué? ¡Que me critique nomás!”. Donde hay pertenencia y cercanía hay también críticas. Si tu suegra te dice algo, ¡Está todo bien! Simplemente escucha lo que te dice. Si son cosas inútiles que duelen, ponte algodón en las orejas y sigue escuchando, pero sigue sonriendo.

En verdad uno puede ganarse a cualquiera con amor.  ¿Y cuál es el la dificultad en ganarse a la gente mayor de tu familia? La falta de paciencia. Con solo un poquito mas de paciencia, un poco más de tolerancia. Al perder la paciencia, no podemos progresar en ningún aspecto de la sociedad. Ahora la pregunta de todos es cómo incrementar la paciencia y la tolerancia, yo te contestaré: “¡Continúa haciendo lo que estás haciendo aquí!, meditar y respirar.

 ¿Cuántos de ustedes sienten que han cambiado, que tiene más paciencia? Déjenme ver… casi todos! ¡Bien! sigan Meditando y respirando. La paciencia entonces llega por si sola, aparece la tolerancia y la sonrisa.

 Gurudev, ¿Cómo lograr que mi hogar sea un lugar de felicidad? No soy feliz con mi pareja porque aun durante los fines de semana, mi esposa busca pelea y hay tensiones entre nosotros. 

– ¿Sabes una cosa? Te daré un consejo: discutan y peleen en diferentes turnos; ¡No peleen  al mismo tiempo! ¡Tú pelea los lunes y que ella pelee los domingos! Pero los domingos sigue sonriendo.

Una discusión no puede contrarrestarse con otra discusión como tampoco una pregunta, se puede responder con otra pregunta. Cuando ella te pelee ¡Simplemente sonríe! ¿Ok? Toma esta actitud  ¡Sigue remando el bote! Como decían los antiguos, “Si uno no quiere, dos no regañan” o “Hacen falta dos para bailar un vals”.

Sri Sri Ravi Shankar

Protege tu mente

spamental3

Hay cuatro actitudes que es bueno tener en la vida:

Amabilidad: Se amable y simpático con las personas que son felices. Si no sientes simpatía con la gente feliz, estarás celoso. Esto es porque piensas que tu enemigo es feliz, y no puedes tolerar que tu enemigo sea feliz. Por lo tanto, estrecha la mano de la gente feliz. Esa actitud le hace mucho bien a tu mente.

Compasión: No sientas simpatía por las personas que son desdichadas, en cambio, ten compasión por ellas. Si sientes simpatía por la gente infeliz te hará infeliz. Y si te vuelves desdichado, nunca podrás ayudarlos a salir de su desdicha. Por lo tanto, mantén una sutil diferencia en tu relación con ellos. Muchas personas se han metido en problemas por sentir simpatía con la gente infeliz, ambos se convierten en desdichados.

Es como un médico que visita a un paciente que está enfermo y el médico también se enferma. Si el médico piensa: ¿Cómo puedo solo yo estar sano? Permítanme compartir la desdicha del paciente, entonces, ¿quién va a ayudar al paciente? Así que, ¿Cuál debería ser la actitud con la gente que es desdichada? La compasión, no la lástima.

Felicidad: Hacia las personas que están haciendo un buen trabajo o que tienen éxito en el mundo, debes sentirte feliz como si tu fueras el que lo está haciendo.

Por ejemplo, si alguien que es un buen cantante, canta y lleva alegría a todo el mundo, al verlo se debe pensar, “Me siento tan feliz de que esta persona canta tan bien, y hace felices a todos.”

Si alguien es un buen actor y entretiene a todo el mundo debe sentirse uno feliz por eso. Si alguien es un gran arquitecto y construye edificios hermosos debes sentirte feliz por eso. Cada vez que alguien hace un buen trabajo, comparte esa felicidad con ellos, tenemos que tener esta actitud.

Indiferencia: Hacia las personas que están haciendo cosas horribles en la sociedad, destruyéndose a sí mismos, por lo general nos enojamos con ellos. Cuando estás enojado, tu mente sufre una gran pérdida. Se pierde mucha energía, pierde su estado de ánimo y su entusiasmo. Cuando la energía y el entusiasmo se van lejos de ti, te enojas y no eres mejor que la otra persona. No sabes lo que haces. Así que, ¿qué debes hacer en una situación así? Ten una cierta indiferencia en tu mente.

Por ejemplo, hay ladrones en el mundo, que están ahí, ¿qué puedes hacer al respecto? En primer lugar aceptar, se indiferente. Sin embargo, esto no significa que no tomes ninguna acción. Tu mente es indiferente (no es afectada), pero actua en consecuencia.

Estas son las cuatro actitudes que nos ayudarán a salvar nuestra mente. Esto es lo que tenemos que hacer, salvar a nuestra mente a toda costa.

Sri Sri Ravi Shankar

El entusiasmo cambia tu vida

home01

 

Si miras para atrás,  ves que todo el pasado se disolvió, que el pasado bueno o malo es como un sueño, se termino.

¡La vida es ahora! Por lo menos ahora, en este instante, ten entusiasmo.  ES TU OPCION de SER O NO SER entusiasta con la cosas de la vida.

No se puede vivir con entusiasmo si estás aferrado al pasado. simplemente tienes que soltar, déjalo ir.

Si  ayer cometiste un error, no importa. En la vida suceden cosas agradables y también desagradables, algunas  buenas y otras malas. Deja ir todas ellas.

En este instante tu responsabilidad  es crear energía positiva y entusiasmo en tu entorno, y ver que haya más amor entre la familia y amigos.

Una vez cada seis meses o una vez por año, si quieres quejarte, siéntate y quéjate por una hora y luego olvídate de todo. Pero no te quejes siempre. Te envenenas. No te digo que hagas cosas buenas todo el tiempo. La vida es una combinación de todo, a veces peleas, te enojas y otras estas alegre. La vida debe tener múltiples sabores y colores , no tiene que ser monocromática.

Lo que si deberías hacer por tu salud mental y para mantener el entusiasmo es desprenderte de todo el barullo mental que te persigue. El Conocimiento de la vida te ayudará a conseguirlo. Despiértate cada mañana diciendo: “Soy la conciencia, pura y hermosa”.

Sri Sri Ravi Shankar