MEDITAR, CLAVE PARA UN EMBARAZO FELIZ

Existen muchos motivos para meditar, pero quizá uno de los más importantes sea por un embarazo saludable, ya que el bebé desde su gestación recibe el bagaje emocional tanto de su madre como de su padre.
El embarazo es una de las experiencias más trascendentales para la mujer. La gestación de una nueva vida trae junto a los cambios físicos, un sinnúmero de procesos y sensaciones a nivel emocional, desafíos, miedos que de pronto hay que enfrentar, dudas con respecto al futuro, un fuerte sacudón para la pareja, opiniones de la familia y de los amigos, ansiedad, alegría y otras tantas emociones encontradas. Más allá de comprender intelectualmente que hay un gran causante hormonal de tanto movimiento, el cuerpo y la mente atraviesan esos 9 meses con toda su paleta de colores. La meditación puede ayudarte a transitar este proceso de una manera completamente nueva, relajada y disfrutable.

Estos son 10 motivos por los que deberías meditar durante tu embarazo:

1. Baja la ansiedad
2. Regula los cambios de humor
3. Reduce la presión sanguínea
4. Ayuda a conciliar el sueño
5. Elimina los miedos y fortalece la autoconfianza
6. Elimina la tensión física y mental
7. Aumenta la consciencia del cuerpo
8. Mejora la calidad del pelo y la piel
9. Promueve un estado de paz y sosiego
10. Todo lo anterior llega directamente al bebé

“Ninguno de mis dos embarazos fue sencillo por distintos motivos, pérdidas, contracciones adelantadas, vómitos, más todo mi movimiento emocional, lloraba por todo, estaba más alterada, tenía que hacer un cambio de vida importante ya que trabajaba muchas horas diarias, en fin, un caos… Las prácticas de meditación durante mis embarazos hicieron que todo lo que me pasaba lo viviera más tranquila, aceptando lo que estaba sucediendo y que no lo podía modificar, en la meditación encontraba un espacio de paz que se esparcía en todo mi día.” – Luisa Herlax, mamá de Miguel y Juana, meditadora e instructora de El Arte de Vivir.

La respiración es la herramienta para lidiar con el bombardeo de pensamientos y de ansiedad que atosiga la mente, y la meditación el mejor camino para sumergirte en el mundo interno de la serenidad y la tranquilidad, donde tienes un verdadero contacto con tu hijo, y donde él recibe directamente los beneficios a nivel físico y emocional.

“Los bebés están en un estado de dicha dentro de la panza, pero pueden absorber el estrés de los padres muy fácilmente desde la gestación. Meditar hasta 3 veces por día es perfecto para un hermoso y sano embarazo”, dice Sri Sri Ravi Shankar.