El impacto de la meditación en la ira

La meditación y los pranayamas son una gran ayuda para reducir las reacciones violentas, la depresión y los enojos incontrolables.

El beneficio de la práctica regular de la meditación y pranayamas es acumulativo. Es imposible que la furia y la ira no se reduzcan después de la meditación. Dice Sri Sri Ravi Shankar que debemos observarnos a nosotros mismos con mucho cuidado y veremos que después de por lo menos un mes o dos de meditación, los enojos ya no duran tanto tiempo ni en el momento del enojo ni a posteriori.

En el pasado un enojo o un ataque de ira duraba mucho más tiempo. Si has empezado a meditar hace muy poco, entonces observa  que la rabia todavía aparece, pero se calma mucho antes también. En cuestión de cuatro a cinco minutos la ira desaparece, ¿no es así?

Si es así, que desaparece tan rápido, debes verlo como un gran paso en dirección positiva. Los minutos de furia y de ira son nocivos para los hijos, las parejas, los colegas y empleados, y el cargar la furia y la rabia por meses es nocivo para tu salud física y mental.

Cuando te enojabas en  el pasado antes de comenzar A practicar meditación la ira duraba horas, días, meses o incluso un año. Pero para los que meditan regularmente la ira se disuelve mucho más rápido.

Cuando te venga la ira, si eres capaz en ese momento de llevar la atención a la respiración, esto ayuda enormemente. En el momento que llevas la atención a la respiración la ira se calma.

Muchos pueden pensar o decir que “Éste esta está meditando desde hace algún tiempo y, sin embargo, todavía se enoja”. Pero tú, sabes desde dentro cuanto has cambiado después de la meditación. Hay una cierta transformación en ti. La meditación, nunca es un desperdicio.

Basado en el Conocimiento de Sri Sri Ravi Shankar

2 comentarios en “El impacto de la meditación en la ira

  1. maravilloso como siempre…. me hizo muy bien este refresh del tema enojo, ya que uno se pregunta… medito, respiro y el enojo aunque sea pequeno y fugaz aparce, y es verda… me enojo y se lo que tengo que hacer!!!! meditar, respirar… y se pasa! gracias Bea!!!!!

Los comentarios están cerrados.