Los 18 Principios de la Evolución (14 y 15)

14- AUTO CONOCIMIENTO

El siguiente principio de la evolución consiste en conocerse a uno mismo. Comienza por tomar consciencia de la sensación de tu propio cuerpo, tu propia piel, cómo se siente tu piel debajo de tus ropas y tus músculos y nervios y luego tus huesos debajo de tu piel. No seas insensible ante la vida, como un animal que simplemente come, bebe y duerme, observa cada sensación. Cultiva una consciencia perspicaz. Al conocer tu propio cuerpo llegarás a conocer el espíritu, eso que es diferente al cuerpo.

15- ECUANIMIDAD Y MADUREZ

Una consciencia perspicaz se obtiene con madurez, o se puede decir, con ecuanimidad. La madurez y la ecuanimidad van de la mano. No se puede actuar con madurez y no ser ecuánime a la vez. La ecuanimidad se entiende erróneamente como un estado mental insulso y aburrido o como un estado de animo negativo. Tiene la connotación de estar ausente y desinteresado. Lo cual no es cierto. Cuando no se esta apasionado se está consciente, en una intima relación con uno mismo. Cuando hay madurez no hay apasionamiento. Cuando hay madurez hay nobleza, libertad, comprensión, misterio. Este es el décimo quinto principio de la evolución, lograr la ecuanimidad y vivir con madurez.

Sri Sri Ravi Shankar

 

1